Para hablar de medicina... sin complicaciones...

Aqui hablamos de Medicina sin jeroglificos, tratando de explicar y hacernos entender... enfasis en Neurociencias pero si hay que hablar de otras ramas medicas, pues lo hacemos...!!! Bienvenidos y gracias por estar...!!!

viernes, 16 de julio de 2010

LOS BENEFICIOS DE UNA BUENA SIESTA


Es indudable la sensación de bienestar que proporciona una buena siesta, permitiéndonos un descanso en medio del vértigo cotidiano y provocando que nos levantemos repuestos y reanimados para afrontar la segunda parte del día.

Aunque se aconseja que la misma no sea demasiado extensa, para no interponerse con el descanso nocturno, la siesta luego del almuerzo es una costumbre saludable en muchos países latinoamericanos, heredada de algunas naciones europeas.

Los posibles efectos de esta tradición cotidiana vienen siendo investigados desde hace tiempo, pero la medicina acaba de hallar un beneficio concreto relacionado con la siesta: recientes estudios demostrarían una disminución significativa en el riesgo de sufrir un infarto fatal, cifra que disminuye en un 37% en aquellas personas que toman siestas habitualmente.

El estudio epidemiológico en cuestión, publicado en la revista “Journal of Applied Physiology”, realizado a 23.000 personas en Grecia, mostró por otro lado que quienes dormían la siesta sólo en forma ocasional, tenían una reducción del riesgo que alcanzaba únicamente el 12%.

Según este trabajo científico, una de las razones de este efecto positivo es que la siesta “parece provocar cambios en la presión arterial”. Se sabe que durante el sueño nocturno se registran cambios metabólicos que provocan una disminución en la frecuencia de latidos del corazón y la presión arterial. Aparentemente, durante la siesta se pondrían en acción mecanismos similares, lo que provocaría un trabajo más reposado de las funciones cardíacas y, en consecuencia, una disminución en los riesgos.


La duración de la siesta es importante. No debe sobrepasar los 30 minutos para no caer profundamente dormido y sufrir trastornos al levantarse como la irritabilidad o la sensación de no haber descansado. Lo ideal son 15 o 20 minutos. En el caso de los niños debe ser más prolongada y si se sufre insomnio o cambios de sueño constantes por los turnos del trabajo, nunca debe sobrepasar los 15 minutos.

La siesta consigue aumentar nuestra atención y productividad. Muchos expertos consideran que incorporarla a los centros de trabajo sería beneficioso para el rendimiento final de las empresas. Disminuye el estrés considerablemente, y el riesgo a sufrir enfermedades cardíacas (se cree que reduce hasta un 37% la mortalidad coronaria) Las funciones cognitivas aumentan hasta un 40%. Además, mejora el aprendizaje y nos ayuda a mantener ágil la memoria durante la tarde y la noche, por lo que no notaremos tanto cambio respecto a la mañana. La salud de las personas que se echan la siesta sufre una mejora general.

Siesta viene de la expresión latina hora sexta, que designa al lapso del día comprendido entre las 12 y las 15 horas, momento en el cual se hacía una pausa de las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas.

Dormir una siesta puede ser una gran manera de ponerse al día con el sueño atrasado, aumentar la productividad y ser más creativos. La siesta deja al cuerpo en un estado relajado, contrarrestando los efectos del estrés diario.

El sueño tiene cinco etapas. Si su siesta se extiende  de la etapa 1 (sueño liviano) a la etapa 2 (actividad cerebral ralentiza), se despertará sintiéndose más energizada/o y alerta. Si su siesta se extiende a las etapas 3 y 4 ( sueño profundo), usted no se despertará fácilmente y se sentirá atontada/o y cansada.

La primer etapa dura aproximadamente 10 minutos y la segunda dura otros 10 minutos. Esto hace que 20 minutos sea el tiempo ideal para una siesta aunque puede variar ligeramente; usted tiene que experimentar para aprender lo que funciona mejor para usted.

Algunos consejos para aprovechar mejor la siesta son:
  • Horario: El mejor horario para tomarse una siesta es entre la 1:00 p.m. y las 3:00 p.m., pues es cuando el nivel de energía decrece por el aumento de melatonina a esa hora. 
  • Oscuridad: Use una mascarilla o una almohadilla sobre los ojos (como la que le dan en los aviones) para oscurecer y dormir mejor.
  • No muy tarde: Tomar una siesta dentro de las 3 horas previas a la hora de acostarse puede interferir con su sueño nocturno.
  • Busque un lugar tranquilo: Asegúrese de no ser molestada/o durante su siesta.
  • Tiempo máximo: 30 minutos. Si duerme más de 30 minutos corre el riesgo de entrar en un sueño profundo y luego, al despertarse, se sentirá cansada/o y aturdida/o. Algunas personas hasta se sienten bien con una siesta de 1 o 2 minutos.
  • Póngase la alarma: hasta que aprenda a autoregular su siesta, ponga la alarma de su despertador o pídale a otra persona que la despierte.
  • Un cafecito y a dormir la siesta: Algunas personas dicen que si toman un café inmediatamente antes de dormir la siesta, se sienten mejor. La cafeína hace efecto entre los 10 y 20 munutos de cosumida, despertándolos. La persona se siente muy energizada debido a la combinación de la siesta y la cafeína. Incluso algunas investigaciones realizadas en Japón, indican que las personas que toman una "siesta con cafeína" experimentan menos somnoliencia y mayor productividad que las que al despertarse de la siesta se lavan la cara o se ven expuestas a luces brillantes.

Los beneficios de la siesta, tan común en España y algunos países latinoamericanos, son tan abrumadores para contrarestar el estrés de la vida diaria que surgieron en los EE.UU. algunas empresas que ofrecen cubículos para dormir la siesta en pleno centro de New York. A us$14 los 20 minutos, es un precio justo por los beneficios que se consiguen.

Por ejemplo, MetroNaps ofrece la posiblidad de echarse una siestita en el Empire State Building dentro de unas cápsulas muy ergómicas y futuristas. Pero además la empresa ofrece instalarlas o alquilarlas para su uso en hospitales, universidades y empresas.

En resumidas cuentas, la costumbre de la siesta diaria mejora la calidad de vida. Y si usted es de esas personas que acostumbra ponerse a trabajar muy temprano, una corta siesta prolongará su bienestar durante la jornada.

2 comentarios:

  1. Genial tu articulo Dotor....
    Pega en serio pegarse la siestita, pero 30 min me parece el tiempo justo y necesario, menos me parece muy poco, y mas, bueno, es demasiado... :)

    ResponderEliminar
  2. Si...!!! Es indicacion medica...!!!

    ResponderEliminar