Para hablar de medicina... sin complicaciones...

Aqui hablamos de Medicina sin jeroglificos, tratando de explicar y hacernos entender... enfasis en Neurociencias pero si hay que hablar de otras ramas medicas, pues lo hacemos...!!! Bienvenidos y gracias por estar...!!!

miércoles, 7 de agosto de 2013

DOLOR DE OIDO: QUE HACER?


Los síntomas de una infección del oído pueden incluir:
  • Dolor de oído
  • Fiebre
  • Melindres
  • Aumento del llanto
  • Irritabilidad
 
Muchos niños presentarán hipoacusia temporal y leve durante o inmediatamente después de una infección del oído. La hipoacusia permanente es infrecuente, pero el riesgo aumenta con el número de infecciones.

La trompa de Eustaquio va desde la parte media del oído hasta la parte posterior de la garganta. Esta trompa drena líquido que normalmente se produce en el oído medio. Si la trompa de Eustaquio resulta bloqueada, se puede acumular líquido. Esto puede llevar a presión por detrás del tímpano o a una infeccion del oido.

En los adultos, es menos probable que el dolor de oído sea debido a una infección en este órgano. Lo que se piensa que es un dolor de oído puede realmente provenir de otro lugar, como de la articulación temporomandibular, los dientes, la garganta u otro lugar. Esto se llama dolor "referido".

Las causas del dolor de oído pueden abarcar:
  • Artritis de la mandíbula
  • Infeccion aguda del oido
  • Infeccion cronica del oido
  • Lesion en el oido debido a cambios de presion (por grandes alturas y otras causas)
  • Un objeto clavado en el oido o cerumen seriamente impactado
  • Timpano roto o perforado
  • Infeccion sinusal 
  • Dolor de garganta con dolor que se irradia a los oídos
  • Sindrome de la articulacion temporomandibular (ATM)
  • Infeccion dental 
El dolor de oído en un niño o bebé puede deberse a una infección o a las siguientes causas:
  • Irritación del conducto auditivo externo por el uso de aplicadores de algodón
  • Jabón o champú que quedan el oído

 

Las siguientes medidas pueden ayudar en caso de dolor de oído:
  • Una compresa fría o paños húmedos fríos aplicados en el oído externo durante 20 minutos pueden reducir el dolor.
  • Para los niños con edad de masticar chicle sin peligro, puede ayudar a aliviar el dolor y la presión de una infección del oído.
  • Si el niño se siente incómodo al estar acostado, el descanso en una posición erguida puede ayudar a reducir la presión en el oído medio.
  • Las gotas óticas de venta libre son suaves y eficaces, siempre y cuando no se halla perforado la membrana del tímpano.
  • Los analgésicos de venta libre, como el paracetamol o el ibuprofeno, pueden proporcionar un alivio al dolor de oído en los adultos y en los niños. (NO le dé ácido acetilsalicílico -aspirin - a los niños).
El dolor de oído causado al descender rápidamente desde grandes alturas se puede aliviar al deglutir o masticar chicle. Dejar que los bebés chupen un biberón mientras o amamante el avión está descendiendo puede ayudar.

Llame al médico si:
  • El niño presenta una fiebre alta o dolor intenso o parece estar más enfermo de lo normal para una infección de oído.
  • Aparecen nuevos síntomas, especialmente:
    • mareo
    • dolor de cabeza intenso
    • inflamación alrededor del oído
    • debilidad de los músculos faciales
  • El dolor intenso cesa repentinamente, lo cual puede ser un signo de ruptura del tímpano.
  • Los síntomas (dolor, fiebre o irritabilidad) empeoran o no mejoran al cabo de 24 a 48 horas.

El médico llevará a cabo un examen fisico y evaluará las áreas del oído, la nariz y la garganta.

El dolor, la sensibilidad o el enrojecimiento de la apófisis mastoides por detrás del oído en el cráneo a menudo es un signo de una infección seria.

Las siguientes medidas pueden ayudar a prevenir los dolores de oído:
  • Evitar fumar cerca de los niños. Se ha demostrado que el cigarrillo causa millones de infecciones del oído cada año en los niños.
  • Prevenir las infecciones del oído externo evitando introducir objetos en dicho órgano y secándolo después de bañarse o nadar.
  • Tomar medidas para controlar las alergias. En particular, evitar los desencadenantes de las alergias. Los aerosoles corticoesteroides nasales pueden ayudar a reducir las infecciones del oído. Sin embargo, los antihistamínicos sedantes y los descongestionantes que se venden sin receta médica NO previenen las infecciones del oído.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada