Para hablar de medicina... sin complicaciones...

Aqui hablamos de Medicina sin jeroglificos, tratando de explicar y hacernos entender... enfasis en Neurociencias pero si hay que hablar de otras ramas medicas, pues lo hacemos...!!! Bienvenidos y gracias por estar...!!!

miércoles, 26 de noviembre de 2014

LLEGA EL VERANO... Y TENGO MICHELINES...!!!


Se acerca el verano. Nos miramos en el espejo, y después del invierno, una vez más, notamos cómo nos ha crecido un «flotador» que rodea a nuestra cintura.
Es el momento de tomar medidas, e inmediatamente nos ponemos a dieta. Tanto si el regimen de alimentacion lo realizamos nosotros mismos siguiendo unas pautas saludables, como si acudimos a un especialista y nos ponemos en sus manos, la pérdida de peso no siempre significa la desaparición de los «michelines». La grasa abdominal se nos resiste, pero ¿por qué?.
Según un estudio con ratas, los científicos se dieron cuenta de que hay unas celulas en la grasa abdominal que producen una hormona llamada «neuropeptido» y que funciona como un estimulante del apetito, echando por tierra las creencias existentes hasta ahora y que responsabilizaban únicamente al cerebro de la sensación de hambre.
Cuantos más neuropeptidos tengamos también tendremos mas sensacion de hambre por lo que se entra en un círculo vicioso, cuanta más grasa abdominal había en ratas, más grasa se acumulaba en su abdomen ya que más apetito tenían y más comían.
Esta investigación explica por qué es tan difícil perder la grasa abdominal si solo recurrimos a una dieta, ya que tras los primeros días es fácil perder la fuera de voluntad y caer de nuevo en la tentación. Por eso, es importante combinar esta dieta con un aumento de la actividad física.
Y sobre todo tener en cuenta que no es lo mismo perder peso que perder grasa. Perder peso es algo muy peligroso, mientras que perder grasa es mucho mas saludable. No nos tiene que dar lo mismo con tal de que los números que refleja la balanza cuando nos pesamos sean cada vez más bajos, ya que si tu único objetivo es perder peso, eso significa que metes en el mismo saco  a la grasa, agua y músculos.
La diferencia estiba en que si pierdes masa muscular al hacer dieta significa que tu cuerpo la ha utilizado como combustible para proteger la grasa, ya que esta es más importante para el organismo que el músculo. Eso se traduce en menos fuerza y sobre todo a una musculatura menos eficiente, ralentizando tu metabolismo y siendo más propenso a retener más grasas en el momento que dejes de hacer dieta.
Sin embargo perder grasa conservando el músculo es muchísimo más saludable y a la larga más efectivo. Para conseguirlo recomienda comer al menos 5 veces al dia en pequeñas cantidades y aportar al organismo proteína en al menos dos de las cinco comidas diarias.
Y en cuanto a la actividad física, es importante realizar ejercicio para aumentar el gasto de calorías. Buscar excusas para salir a caminar, andar en bici, ir al gimnasio. aunque la mejor excusa es cuidar de tu cuerpo. Si no tienes tiempo para hacer deporte, intenta encontrar momentos a lo largo del dia para quemar calorías. Por ejemplo, deja de usar el ascensor,ve a hacer la compra andando en vez de utilizar el auto, y cuando dispongas de tiempo libre, por ejemplo, durante el fin de semana, no te quedes en casa viendo la tele. Es mejor salir a dar un paseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario